Sánchez propone modificar la Ley de Enjuiciamiento Criminal

Antonio García Ferreras entrevista al presidente del Gobierno Pedro Sánchez

MADRID – No habrá cambios en la Ley de amnistía, a pesar de las presiones de junts. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, lo ha reiterado a “La Sexta”. Entrevistado por Antonio García Ferreras, en el programa “Al Rojo Vivo”, dijo que la proposición de Ley, así como ha sido redactada, abarca “todos los supuestos del proces”. Sin embargo, se ha mostrado abierto a otras soluciones. A saber, a operaciones creativas que pudieran convencer Junts, por un lado, y beneficiar al mayor número de implicados del “proces”, por el otro. Puso sobre la mesa la posibilidad de una modificación de la Ley de Enjuiciamiento Criminal (LeCrim).

El presidente Sánchez sostiene que, en estas últimas semanas se han visto “instrucciones que se prolongan y que incluso los propios fiscales han puesto en cuestión “. En su opinión, se podrían “incorporar mejoras” y podrían subsanarse “algunas dudas que puedan tener en Junts”.

“Vamos a hablar con los grupos parlamentarios – dijo -. Vamos a ver exactamente qué margen tenemos de mejorar una Ley que es valiente, es reparadora y, sobre todo, es constitucional”.

Las reacciones

Las declaraciones del jefe de Gobierno han sido comentadas de inmediato por los líderes y portavoces de los partidos. Algunos se han pronunciado a favor; otros, en contra.

Raquel Sans, portavoz de ERC, señaló que su partido no se opone a “aquellas propuestas que puedan garantizar que se apruebe una Ley de amnistía lo más abierta posible”. También acotó que “no habrá enmienda alguna que pueda cubrir las ocurrencias posibles de cualquier Juez que invente relatos”.

Ernest Urtasun, portavoz de Sumar, tampoco rechazó la posibilidad de “estudiar propuestas” que, de alguna manera, contribuyan a que se apruebe la Ley.

“En cualquier caso – precisó -, la posición será ayudar y actuar con responsabilidad. Evitar que volvamos a una situación de negociación en el último minuto y que esto pueda salir adelante como una de las medidas más importante de la legislatura”

El Partido Popular, en cambio, ha sido muy crítico. Y, una vez más, ha acusado a Sánchez de legislar a favor de quién lo mantiene en el poder.

El número dos de los “populares”, Cuca Gamarra, dijo que lo propuesto por el presidente del Gobierno es una “reforma a la carta; una amnistía por la puerta de atrás”. En su opinión, se trata de una reforma parta evitar “que sus socios tengan que dar cuenta a la Justicia”.

Redacción Madrid