La Jornada Política – Núñez Feijóo se prepara para una legislación tensa

MADRID – “Bye, bye” tridente. Alberto Núñez Feijóo, presidente del Partido Popular, dijo adiós a la tricefalia que, hace casi año y medio, impuso en Génova. Se prepara a liderar la Oposición en los próximos cuatro años. Y todo indica que la que recién empieza será una legislatura tensa y bronca con un clima político caldeado e inflamable como telón de fondo.

Alberto Núñez Feijóo, al asumir la presidencia de los “populares” por aclamación que no por elección, había heredado una “cúpula” que no era la suya. No hizo cambios de fondo para evitar desequilibrios. En especial, en víspera de las regionales, antes, y de las generales, luego. Ahora que todas las cartas están en la mesa, movió sus fichas.

En primer lugar, ha ratificado a Cuca Gamarra en la Secretaría general de los conservadores, pero no en la portavocía del partido en el Congreso de los Diputados. El cargo será desempeñado por Miguel Tellado, hombre de confianza del presidente gallego. Quien lo conoce lo considera un “político correoso. Decimos, duro y tenaz. Portavoz del Senado, por su parte, será Alicia García, quien ha sido concejala en Ávila. En Génova consideran que en muy ducha en la política local autonómica y nacional. Y, por ende, con experiencia suficiente para asumir la nueva responsabilidad.

Tellado, quien se desempeñaba como vicesecretario de organización, ha sido sustituido por Carmen Fúnez, quien le da peso a la Comunidad de Castilla-La Mancha.

En la estructura diseñada por Núñez Feijóo no tiene cabida la figura del Coordinador General. Elías Bendodo pasa a la vicesecretaría de Política Autonómica y Municipal, conservando las áreas de Evolución Electoral y Tendencias y de Análisis y Planificación Estratégica. Dicho en otras palabras, asume una vicesecretaría con funciones alargadas. No ha sido una promoción. Todo lo contrario.

Bendodo no ha manifestado entusiasmo por la nueva tarea que le ha sido asignada. De acuerdo con indiscreciones filtradas a los medios de comunicación, estaría decepcionado y arrepentido de haber dejado la política regional – léase Andalucía – por la nacional. Habría admitido sentirse “incómodo” en el equipo de Núñez Feijóo por carecer de funciones definidas.

Con la eliminación de la figura de Coordinador General viene meno una de las tres patas que habían caracterizado la estructura anterior con el “tridente” Gamarra, Tellado, Bendodo.

La nueva “plana mayor” del Partito Popular ha sido recibida con prudencia y recelo por los demás partidos. En particular, ha llamado la atención, por no decir que no ha gustado, el nombramiento de Tellado.

Pilar Alegría, ministra de Educación y portavoz del Gobierno, duda de que el Partido Popular, con Tellado portavoz en el Congreso, pueda hacer una “oposición constructiva”. Ha lamentado que no haya razones para ser optimistas.

Por su parte, Aina Vidal, portavoz adjunta de Sumar, ha comentado que con Tellado el Partido Popular “se radicaliza”. Y “busca las voces más extremas, más duras” para la confrontación. También ha asegurado que se puede ser “contundente” sin necesidad “de insultar y de agredir”.

A.T./Redacción Madrid