Para Guyana es “contradictoria” la posición de Venezuela respecto al Esequibo

CARACAS – Carl Greenigde, ex ministro de Relaciones Exteriores y representante de la delegación de Guyana ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ), pidió desestimar los argumentos presentados por Venezuela sobre el Esequibo por considerar que no tocaron el fondo del asunto. Señaló que el discurso venezolano fue anticolonial e “inadmisible” y además la posición es contradictoria por décadas aceptó lo establecido por el Laudo Arbitral e hizo sus exposiciones poco antes de que Guyana se independizara del Reino Unido.

En tal sentido, las negociaciones en el Acuerdo de Ginebra de 1966 quedó en un punto que no avanza ni da soluciones a la disputa por el Esequibo, pues para Guyana, la delegación de Venezuela reconoce que Georgetown es quien tiene la razón sobre sus reclamos y la validez del Laudo Arbitral de 1899, y por ello, hay inconsistencia entre el discurso contra el colonialismo y el llamado al Reino Unido, que fue potencia colonial.

Asimismo, Greenigde dijo ante la CIJ que los medios para resolver la controversia han fracaso incluyendo a la figura del buen oficiante que estuvo activa por 27 años, por ello y en espera de una salida a la disputa Territorial, se espeta que la Corte tome decisión al respecto y fije una fecha para presentar la contra memoria a lo sumo a nueve  meses del fallo.

Laudo de 1899 no vale

Vale recordar que este lunes, el embajador de Venezuela ante la Organización de Naciones Unidas, Samuel Moncada, objetó como parte de su exposición, que se declare inadmisible la demanda de Guyana al reiterar que Georgetown no puede exigir la validez de ese laudo arbitral de 1899 debido a que, al momento del arbitraje, ese país no existía sino que era parte del Reino Unido y Londres es quien está llamado a responder sobre el caso.

Moncada, indicó que la corte tiene en sus manos la decisión si se hace fraude o no en el caso del Esequibo, así como si sigue o no el proceso judicial, al tiempo que recordó la necesidad de mantener las buenas relaciones entre ambos países y evitar los elementos externos que buscan enturbiar las relaciones y poder acceder a los recursos naturales en la región.

Reiteró el representante de Venezuela que la CIJ sabe que hay la opción de realizar conversaciones directas que lleven a soluciones satisfactorias, como lo establece  el Acuerdo de Ginebra.

Redacción Caracas