Antonio Violano juramentado nuevo presidente del CIV

CARACAS – Este 15 de enero tuvo lugar la juramentación de las nuevas autoridades y Junta Directiva del Centro Ítalo Venezolano (CIV) de Caracas, para el período 2023-2025.

El evento inició con la Santa Misa y luego Daniela Di Loreto dio la bienvenida a los socios para pasarle la palabra al presidente saliente, Carlos Villino, quien además de un emotivo mensaje de agradecimiento, hizo una breve síntesis de algunas actividades realizadas por la directiva durante el último período de 4 años.

Comento que los trabajos principales se centraron la construcción de la nueva portería, impermeabilizaron de las canchas, remodelación de baños y todo sin tratar de afectar los bolsillos de los socios con cuotas extras, pero eran necesarios hacer algunos cambios para mejorar las instalaciones del club.

Villino explicó que en tiempo de pandemias tuvieron que mantener una línea de acción acorde con la Asociación Venezolana de Clubes y de cara al gobierno, y vieron que era mejor mantener el club abierto que cerrado, por lo que no pararon de de trabajar y tomar decisiones y en la post pandemia, intentaron darle vida al CIV para que los socios se sintieran seguros dentro de las instalaciones.

Dijo que en 2014 cuando tomaros las riendas, pudieron encerrar el club en un espacio seguro, y en los últimos tiempos lograron acondicionar y remodelar con detalles, la piscina infantil y la de 25 metros, no obstante la inflación los afectó y esperar que muy pronto se pueda contar con los nuevos aires acondicionados que llegarán para el Saló Italia.

Agregó como parte del balance de sus gestiones, que se propusieron hacerle un cariño a cada una de las áreas y terminaron con la gimnasia y sus nuevos equipos para el beneficio de las atletas, como el resto de las aéreas deportivas.

Otro de los aspectos al que se le dio un impulso fue a la cultura con la incorporación de nuevas áreas, por lo que se van con la satisfacción de labor cumplida de forma positiva, gracias a un buen equipo y a un trabajo bien planificado por parte del tesorero.

Finalmente y tras agradecer al personal del club que lo acompañó, sí como al Comité de Damas, que hizo una gran labor al completar la cacha de usos múltiples, la cancha de padel y que nueva sala de TV totalmente remodelada con equipos, próxima a inaugurar.

“Dios los llene de sabiduría”

Seguidamente la Junta saliente hizo un homenaje pos mortem a dos integrantes del junta directiva que ya no están como fueron, Pietro Filice y Vicente Testagrossa, a quienes además se les rindió homenaje inaugurando con sus nombres el espacio polideportivo donde está el área del padel, domino y bailoterapia.

“A la nueva justa les deseo que Dios los llene de sabiduría y que ténganla mejor suerte del mundo”, puntualizó Villino.

Seguidamente, se entregaron algunos reconocimientos al equipo de trabajadores del CIV, a las viudas de Pietro Filice y de Vicente Testagrossa (acompañado de un minuto de silencio In Memoriam), y se procedió a invitar a todas las nuevas autoridades conformadas por el Comité Electoral, Comisarios Principales y Suplentes, Tribunal Disciplinario y de Apelaciones, Titulares y Junta Directiva al escenario, para otorgarles los botones identificativos y proceder al acto de juramentación, para finalmente  recibir la bendición del Sacerdote Gustavo Lozano.

La nueva Junta Directiva quedó integrada por Antonio Violano como presidente, Giulio Ciuffetelli como 1° Vicepresidente, Franco de Antoniis como 2° Vicepresidente, Oscar traviesa en calidad de Secretario, Fabrizio Bruni como Vicesecretario, Angelo Custo como Tesorero y Ricardo Guarente como Vice Tesorero, junto a grupo de Directores que les acompañarán en sus funciones.

Como parte del protocolo se llevó  cabo la imposición del Medallón al nuevo Presidente que le otorgara Carlos Villino a Antonio Violano, quien tomó la palabra para dar unas breves palabra de agradecimiento y concederle una condecoración a Villino quien tras 8 años le cede su lugar al frente del CIV.

El compromiso

Violano quien asume las riendas de la institución más grande que agrupa a la colectividad italiana en el país, expresó su satisfacción ante la nueva responsabilidad frente a muchos italianos que vieron en el club y Venezuela su segundo casa.

“El CIV dejó de ser solo de italianos para dar cabida a personas de otras nacionalidades, lo que nos hace una gran familia y nos lleva a seguir cuidando a la familia y a compartir con los amigos en un espacio que cuidamos desde hace muchos años para reencontrarnos con los seres queridos y escaparnos a la paz y la tranquilidad (…)”

Es así que el nombre de las nuevas autoridades Violano  asume el compromiso de preservarlos y seguir trabajando por un espacio seguro para todas las familias, para lo cual necesita el apoyo de todos los socios.

Agradecido por la confianza de la junta saliente y empleados, exhortó a sus compañeros a trabajar juntos en la nueva aventura para segur dejando huellas y consolidar planes y proyectos en beneficio de su segundo hogar.

16 años de trayectoria

Antonio Violano, el nuevo presidente del CIV quien viene de trabajar con la junta directiva saliente junto a otros de los 6 miembros que integran la directiva electa para el periodo 2023-2025, dijo para La Voce d´Italia que darán continuidad a los proyectos de mejoras empezados por la junta anterior, en especial en la parte social que empezó a reactivarse post pandemia, porque el club de debe a eso y se quiere que los socios vengan y retomen sus actividades.

Comentó que se centrarán en obras de cierta magnitud como la piscina y porque la situación del país no es fácil, y quieren preservar el bolsillo de los socios, por esos este año harán cosas sencillas como reactivar lo cultural, obras de teatro, celebraciones tradicionales y recuperar el trabajo de las asociaciones y darles un espaldarazo.

Violano cuenta con una trayectoria en dos juntas directivas, como concesionario del club entre los fundadores del restaurante El Angolo, uno de los espacios más demandado en comida italiana típica.

Nacido en Venezuela, de padre campano, oriundo de Avelino y de madre italiana nacida en Estambul por cuestiones de postguerra pero que se crió entre costumbres Sicilianas, reveló que aunque se casó con una venezolana, mantiene las auténticas tradiciones italianas en su casa, incluso cumple con rigor los menú en las celebraciones y festividades.

Egresado del colegio Giacomo Leopardi en Caracas, el ingeniero mecánico graduado en la Universidad Central de Venezuela (UV), tiene una compañía dedicada al área audiovisual y aseguró que desde 1967 nunca ha dejado de asistir al club e incluso fue parte del comité juvenil en su momento, por lo que hoy sigue activo y participando, así como dando su aporte a través del nuevo reto.

   

Letizia Buttarello / Redacción Caracas