Petro pide fin de política antidroga en el mundo

El presidente de Colombia Gustavo Petro.

BOGOÁ – El presidente colombiano, Gustavo Petro, pidió este viernes en París el fin de la política antidroga a escala internacional por considerarla un fracaso que “sólo ha traído muerte”, especialmente en Latinoamérica.

“La guerra contra las drogas ha fracasado y solo ha traído muerte”, enfatizó Petro en su intervención durante la apertura del Foro de París por la Paz.

El mandatario colombiano señaló que la guerra contra el narcotráfico persigue a millones de consumidores, pero que también son consumidores quienes se toman un trago de champaña o fuman tabaco.

“La guerra contra las drogas ha fracasado y no ha traído sino muerte y una muerte mayor que las guerras en el siglo XXI. Es una guerra invisible que no se cuenta a través de los medios de comunicación, que no aparece en los noticieros cotidianos, pero que mata más y de manera violenta a unos y a otros, persiguiendo a millones de personas por ser consumidores, como consumidores son los que se toman un trago de champaña o de alcohol, como consumidores son los que se fuman un tabaco o un cigarrillo incluso con drogas peores», declaró.

Petro indicó que desde el lanzamiento de las políticas antidroga por parte de la administración estadounidense hace 50 años “han muerto un millón de latinoamericanos”.

“La región más violenta del mundo está en América, son las rutas clandestinizadas del tráfico de cocaína”, explicó y añadió que allí actúan cárteles de la droga “mucho más peligrosos” que mueven “miles de millones de dólares”.

Según el mandatario, la humanidad ha librado en los últimos tiempos  dos tipos de guerras: las guerras fósiles y las guerras por el control de la riqueza.

“Dos decisiones mundiales: la de no dar el paso hacia la economía de descarbonizada y aislarnos del carbón y del petróleo; y la de prohibir [las drogas], cuando perfectamente los mismos dineros podrían ser utilizados ya no en la guerra, sino en la prevención del consumo, como se ha hecho con la nicotina, nos ha condenado, no a ser la gran explosión de la vida, como la naturaleza nos indica, sino un lugar de muerte, de fosas comunes, de cementerios, de desangre, de destrucción» , sostuvo.

Petro vinculó la presencia en el subsuelo de países como Colombia o Venezuela de “las mayores reservas” de carbón y de petróleo con la violencia y las muertes. Y a su juicio, en Venezuela existe “una inestabilidad política indudable que tiene que ver con el petróleo”.

Insistió en que conseguir la paz allí no es solo responsabilidad de esos países, sino que “depende también de las decisiones del mundo en sus instancias de poder”.

“Estamos enfrentando en estos tiempos, que pueden ser los del comienzo de la extinción humana, lo dice la ciencia, también los tiempos de lucha entre la humanidad y la codicia entre la humanidad y su vida y un poder mortal que se cifra alrededor de la acumulación”, advirtió.

Redacción Caracas